Experiencias

A mis estudiantes en décimo semestre

Faltan sólo 6 semanas para que termine el semestre. Tradicionalmente, junto a los estudiantes del 10mo uno suele sentir una particular nostalgia porque se acerca el momento de partir. Más bien el momento de volar.

En esta oportunidad la nostalgia es mayor. Los afectos son mayores que lo acostumbrado. Contamos con un grupo de personas particularmente especial. No lo digo por sus cualidades cognitivas, que sí, abundan. Me refiero al don de gente. Me refiero a ese plus que debe tener cualquier universitario y, en mayor medida, aquel que egresa de la UCAB.

En esta oportunidad, se me hace palpable cómo varios profesores han logrado dejar una impronta en sus estudiantes y así, nos encontramos ante un grupo alegre, lleno de sueños, con de ganas de hacer las cosas bien y de trabajar por el colectivo.

Muchachos, particularmente aquellos a los que tuve el honor de darles clases en 4to, 5to, en 9no o en la electiva, les deseó lo mejor. Les doy las gracias por lo vivido en las aulas y fuera de ellas. Les agradezco por los aprendizajes porque cuando se es profesor uno suele aprender más que sus alumnos. Gracias a aquellos amigos de pasillo que no me atrevo a enumerar porque seguro olvidaría a algunos.

Quedaré siempre a su orden. Especialmente del grupo de Artes Audiovisuales de la mañana a quienes quiero enviar un agradecimiento especial.

Deja un comentario